Psicoterapia - Augesis

Psicoterapia

¿Qué es la psicoterapia?

La psicoterapia es una experiencia compartida por dos personas, paciente y psicoterapeuta, que trabajan conjuntamente para afrontar una situación de sufrimiento. El éxito del proceso psicoterapéutico depende de varios factores, pero sin duda el más importante reside en la relación que establecen. Ambos han de crear conjuntamente un espacio de seguridad, confianza, respeto y compromiso. El psicoterapeuta pone a disposición del paciente sus conocimientos, mientras que este último va poco a poco compartiendo sus experiencias, pensamientos y emociones. En este proceso el psicoterapeuta no establece juicios de valor ni toma decisiones por el paciente, sino que le ayuda a identificar los factores que originan o mantienen el sufrimiento y los recursos que éste tiene para afrontarlos, lo cual se traduce en cambios en su manera de pensar y actuar.

La psicoterapia es un proceso que amplía el autoconocimiento. A menudo las personas que acuden a psicoterapia descubren recursos y habilidades de los que no eran conscientes. Todo ello repercute positivamente en su autoestima, en su manera de relacionarse consigo mismos y con los demás y suele transformar de manera significativa sus vidas. Esto mismo sucede en el caso de las parejas y/o familias que acuden a terapia.

¿Cuándo pedir ayuda?

La decisión de pedir ayuda profesional es probablemente el momento más difícil del proceso psicoterapéutico. Muchas personas se preguntan si lo que le sucede es ‘normal’ y tienen miedo de que consultar con un psicólogo sea un signo de locura o debilidad. Por desgracia estos prejuicios aún no están completamente erradicados en nuestra sociedad.

Conviene pedir ayuda profesional cuando experimentamos sufrimiento psíquico, haya o no una ‘causa justificada’ para el mismo, especialmente cuando el sufrimiento se mantiene en el tiempo.

Algunas personas recurren a la psicoterapia porque se encuentran en un momento difícil de su vida. Ejemplos de ello serían la pérdida de un ser querido, problemas de pareja, divorcios, pérdida del empleo, etc. En estos casos la persona sabe cuál es la causa de su malestar. El psicólogo va a jugar un papel fundamental acompañando y ayudando a la persona a encontrar los recursos que le permitan afrontar la situación que ha desencadenado el sufrimiento y reconstruir esa parte de su vida.

En otras ocasiones la persona que acude a terapia no sabe qué es lo que le pasa, se siente triste, nerviosa o asustada cuando no hay una causa aparente para ello. También puede ocurrir que tenga síntomas físicos que no tienen justificación médica como molestias gastrointestinales, dolores de cabeza, fatiga, etc.  En estos casos la psicoterapia irá desvelando cuáles son las causas que están produciendo los síntomas al mismo tiempo que proporcionará a la persona los recursos necesarios para afrontar el problema.

Es frecuente que la decisión de pedir ayuda se demore, cuando estamos pasando por un mal momento nos parece imposible salir adelante, muchas personas tienen miedo de no ser capaces de controlar su conducta, creen que no pueden ser ayudadas o consultan cuando están absolutamente desbordadas. Como en todos los problemas que atañen a la salud, es importante consultar con un profesional lo antes posible.

El proceso terapéutico comienza en el mismo momento en el que pedimos ayuda profesional. Concertar una cita es ya un acto de salud y la mayoría de las personas experimentan un alivio considerable tras la primera consulta.

5490625441_dd6a960707_o_p

Foto: (CC BY 2.0) alantankenghoe – Reflexology Path: 2011-02-23

¿Qué problemas tratamos?

Trabajamos terapia con adultos, parejas y niños.
Estos son algunos ejemplos de los problemas que solemos tratar:

  • Ansiedad
  • Estrés
  • Depresión
  • Insomnio
  • Procesos de duelo
  • Falta de confianza, inseguridad, baja autoestima
  • Labilidad emocional (altibajos en el estado de ánimo)
  • Miedos y fobias
  • Somatizaciones: dolores y/o sensación de fatiga que no tienen una causa médica y que a menudo están relacionados con la ansiedad y el estrés; los más frecuentes son dolor de estómago, de cabeza, dolor de espalda, cuello y/o mandíbula
  • Dificultad para relacionarse con los demás, aislamiento social
  • Dependencia emocional
  • Problemas de pareja
  • Problemas sexuales
  • Trastornos de la conducta alimentaria: anorexia, bulimia, obesidad
  • Estrés postraumático y episodios disociativos

 ¿Cómo trabajamos?

En Augesis escuchamos tu problema y realizamos una evaluación del mismo. Este proceso suele durar de dos a tres sesiones. Después de la valoración, acordamos contigo qué aspectos podemos trabajar y cómo vamos a hacerlo. Las sesiones suelen durar 50 minutos y suelen tener una periodicidad semanal o quincenal.

Cuando se trata de personas adultas que tienen problemas para acudir a las sesiones porque viven fuera de Madrid, su trabajo les obliga a viajar constantemente o tienen problemas para desplazarse, realizamos psicoterapia online, por videoconferencia o sesiones telefónicas.

Nuestra formación nos permite integrar técnicas procedentes de distintos enfoques, adaptando la psicoterapia a las necesidades singulares de cada persona, pareja o familia y atendiendo a los siguientes valores:

  • Respeto y aceptación incondicional
  • Compromiso
  • Confidencialidad

 


Foto: (CC BY 2.0) rogintakesphotos – Let’s grow old together – Taguig: 2013-12-17